jump to navigation

18:20 pm 12 diciembre, 2006

Posted by ssammuell in Uncategorized.
trackback

La jornada laboral está a punto de terminar, es inevitable que estos últimos
instantes se hagan irremediablemente eternos. Tal vez sea la sensación de tiempo
perdido, o el mero hecho de que en la oficina quedamos cuatro gatos. No se a quién
se le ocurriría alargar las jornadas laborales, pero desde luego que mi productividad
cae en picado.
Tal vez esta sea la causa por la cual crecen iniciativas y mini proyectos, en
estos tiempos muertos. Yo por mi parte, la verdad es que espero que pase el tiempo.
Quedan 10 minutos, son las 18:20 y llevo despierto (que no consciente) desde las
06:45 de la mañana.
Creo que me tengo merecido el descanso, aún así acaba de llegar una persona
con ganas de trabajar… (y no me refiero a la señora de la limpieza que también,
llegar por mi derecha). Hagamos la visita al WC de rigor.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: